Marcos Domingo

Fotógrafo

Marcos Domingo

Soy artista y fotógrafo de moda. A parte, llevo más de 10 años como consultor de moda, desarrollando estrategias de Identidad de Marca en lo referente a la Imagen y produciendo y fotografiando campañas para diversas marcas de moda, nacionales e internacionales. En los últimos meses he estado centrado en mi carrera como Artista, no dejando de lado campañas de moda para marcas como KIN Cosmetics. En la actualidad muchos proyectos que ya son realidad. Campaña para MACSON, Vallue Retail UK, etc. ¿Dónde me gustaría estar hoy? Nunca sueño con estar en un lugar físico, sino más en estar un escalón más arriba, tanto en lo personal como en lo profesional. Y me gusta la sensación que siento cuando estoy trabajando para subir ese escalón. Porque sólo soñando y trabajando para que dicho sueño se cumpla, y así poder seguir soñando en otros, me hace sentir que crezco en lo profesional y en lo personal. Creo firmemente en la capacidad del ser humano para crecer en muchos aspectos de la vida. Y en el trabajo duro para conseguir dicha superación personal.

En el año 2000, me traslado a Milán por motivos familiares. Y es ahí donde por casualidad, por una oferta de empleo, comienzo a trabajar como asistente de fotografía para Luca Ugolini. Un reputado fotógrafo de Producto. Mi padre es fotógrafo y mi madre tenía un negocio de iluminación. Yo en casa había mamado desde bien pequeño esos dos mundos complementarios. La Foto-grafía no es más que Luz. El 90% de los clientes de Luca eran Marcas de Iluminación. Klewe, Prisma, Artemide, Flos, etc. Así que sin buscarlo específicamente, me encontré trabajando en el universo donde me había criado. Después de dos años, empecé mi periplo como Freelance y como fotógrafo de moda trabajando para agencias como Why Not, Beatrice Models, Fashion Management, Riccardo Gay, etc. Hasta hoy.

Siempre me encantó el agua. Es un medio donde me siento libre, ligero y con auténtica paz interior. Aunque cuando era bien pequeño, a los 5 ó 6 años aproximadamente, me caí sin saber nadar en una piscina de donde una prima hermana me tuvo que rescatar. Recuerdo la sensación de estar flotando boca abajo, ver los cuerpos de los demás bañistas dentro del agua y yo estar en paz fijándome en todo detalle. Después recuerdo estar tumbado en la enfermería y vomitar el agua que había tragado. Eso no me creó ninguna fobia, al contrario, Me sentí mucho más atraído por esa sensación y por ese medio donde te escuchas a ti mismo como respiras, como late tu corazón…

Os voy a recomendar tres destinos que me fascinan. No uno. El primero, Río Tinto, en provincia de Huelva. Un lugar mágico ahí donde los haya por el color de sus aguas y del cauce del río. Lo he visitado en varias ocasiones por motivos de trabajo (campañas de moda, editoriales de moda para diversas revistas, etc. Por cierto, sería estupendo para una campaña MIAU 🙂 ) y parece que estés en Marte. De hecho, la carrera espacial para encontrar vida en Europa, una de las lunas de Júpiter y en Marte, viene porque los científicos de la NASA descubren que en Río Tinto, con altas concentraciones de sulfuros y sulfatos, y así pues en ausencia de oxígeno, existe vida. El segundo lugar que os recomiendo para pegaros un bañito y disfrutar como niños pequeños es El Mar Muerto en Israel. Es una experiencia increíble. No sólo por la flotabilidad del cuerpo sino por el espectacular paisaje que la sal forma en las orillas. Auténticas Esculturas Naturales que te dejan sin habla. Y el tercer lugar y el más mágico para mí, el Mar Rojo en Dahab. El Golfo de Aqaba, en la parte egipcia, es espectacular. La tercera barrera coralina del mundo por extensión pero la primera por su diversidad de flora y fauna. Además, la barrera en esta zona, está justo pegada a la orilla. Por lo que puedes hacer inmersiones o bucear simplemente y ver todo tipo de flora y fauna marina, con sólo meter los pies en la orilla. Es como estar dentro de la película de Nemo. Tal cual. Y en el momento que sacas la cabeza del agua y miras hacia la superficie, te encuentras Los Montes del Sinaí, con ese color Rojizo que da nombre al Mar. Paz, Naturaleza y sensación de ser una pequeña pieza de este maravilloso planeta.

En Río Tinto y en el Mar Rojo, bañadores Miau, por supuesto. Slips o los shorts. Para el Mar Muerto, es mejor usar un bañador viejo y al que no se le tenga mucho aprecio. jejeje. O estar poquito tiempo y después aclararlo muy bien con agua dulce. 🙂

Para disfrutar de un baño de sol recomiendo varios destinos: Ríos: Río Tinto, como os he dicho, o en Bobbio (Trebbia, Italia) o en un río que no os digo como se llama cerca de Lugano (Suiza) donde es mágico el cañón erosionado en la roca que ha hecho el río durante siglos y siglos. Para hacer deporte, sin duda me voy a mi tierra aragonesa. El descenso del Río Vero, en la sierra de Guara. Para estos ríos de montaña, usaría más los shorts largos que no los slips.

No soy mucho de playa en el sentido que no me gusta el sol. Mi madre siempre cuenta que desde bebé huyo del sol como los vampiros. Así que para mí la playa es bucear, para nadar prefiero la piscina… No podría olvidar las gafas de buceo.

Desde que conocí toda la colección y tuve ocasión de fotografiarla, me enamoré de ella. Me parece una colección que cubre unas necesidades estéticas que no había hasta ahora en el mercado. Reúne en sus piezas, tanto Shorts como slips, todo aquello que me gusta. Deportividad, Clase, Elegancia, Sobriedad, Moda, Actualidad…. Sin caer en las estridencias de las marcas “gays” o en lo clásico de las marcas “Fashion” A parte son bañadores que he comprobado que tengas el físico que tengas, siempre se adaptan a la forma del cuerpo. Muchas veces, marcas de Moda hacen bañadores que no son cómodos o sus patrones no se ajustan a todos los cuerpos y tallas. Miau cumple con todo esto.

No es que me inspire, es que hace realidad lo que una marca inspira. No sé si me explico.

Y el hecho de que esté fabricado con tejidos italianos y en Europa, me hace ver que “si se puede” ese Made In Europe.

Cualquier persona podría llevar un Miau, como he dicho antes, por mi experiencia en fotografiarlos sobre diferentes cuerpos y en el mío propio, creo que MIAU a pensado en todos los tipos de hombre a la hora de diseñar y marcar los patrones. Shorts, Slips, etc. Y desde el punto de vista de los prints, creo que desde un hombre maduro hasta un chaval más joven, desde alguien más clásico o alguien más fashion, pueden llevarlos cómodamente.

Pues dependiendo de a quién se la tuviera que regalar, dependería el modelo de vuestras prendas. Pero desde luego es el perfecto regalo para el verano o para alguien que en invierno quiera disfrutar del “agua”.

Si me preguntáis Qué diseñador, qué arquitecto, qué artista, que músico crees que podría influir en una de nuestras colecciones os tengo que decir: Diseñador, vosotros mismos. :-), Arquitecto, Joaquín Torres y Rafael Llamazares de A-Cero arquitectos. No sólo por la Escultura Arquitectónica que hacen ni solamente por la importancia que dan a las texturas y materiales, sino porque además de ser Arquitectos, son grandes pintores, escultores y artistas en definitiva. Músico. Hoy me viene a la memoria David Bowie. Los tonos azul y rosa pastel, las tramas en tejidos que usaban sus diseñadores de cabecera, etc.

No me gusta identificarme con pocas cosas y al mismo tiempo me influye todo. Creo que los artistas somos muy influenciables por todo lo que nos rodea. Figuras como Picasso, Dali, clásicos como El Greco, Rubens, iconos como David Bowie, Mc Queen, Kris Vanhasse… pero también artistas anónimos (espero que sólo por poco tiempo) como Antonio Reche, Viktor & Illya, pintores y músicos que puedes ver por las calles de cualquier ciudad, niños que juegan en una pequeña aldea de Siem Reap en Camboya y van vestidos con telas que al principio te chirrían. Música y artistas como David Bowie, The Cure, Alan Walker, Woodkid, Anthony and the Johnsons, la música que hoy se puede escuchar en cualquier club de Birmingham o Manchester por ejemplo. Arquitectos como Mies Van Der Rohe, Le Corbusier, Frank Lloyd Wright, Gehry o Renzo Piano,  Joaquín Torres y Rafael Llamazares o Foster. Pasando por estudios como Mecanoo Studio… Con la literatura me pasa un poco lo mismo. Soy capaz de leer novela histórica, novela más comercial o clásicos como el último que leí. Os vais a reír pero me leí las Obras Completas de Santa Teresa de Jesús. Y ahora estoy con textos que tratan de psicología y psiquiatría. Estoy en un periodo de mi vida que necesito entenderme y entender al ser humano. Si es que hay algo que entender 🙂 Cine, estoy enganchado al talento de Antonia San Juan como escritora guionista y como directora. A parte de como interpreta. Cortos como La China o A las Once me fascinan. O al canal de Youtube de Eduardo Casanova.

Recuerdo la escena de La Dolce Vita y el chapuzón en la Fontana di Trevi. Aunque a mí me cautivó Le Grand Bleu del director Luc Besson.

¿A qué ciudad del mundo te gustaría escapar? ¿Por qué?

A ninguna que ya conozca. Por mucho que tengo muchas favoritas. Pero prefiero escaparme a una ciudad desconocida porque de ese modo, quizás descubra que es “mi favorita” Me atraen todos los Continentes. Y ciudades tan distintas como Tromso en Noruega para disfrutar de la Aurora Boreal o como Tokio para perderte entre rascacielos y mares de gente. El mundo es muy grande y es una pena no disponer del tiempo suficiente para conocerlo. Una ciudad que me cautivó y no me importaría volver, Kep, en Camboya.

¿A quien le recomendarías Mïau?

Ya se lo estoy recomendando a todos. Amigos, gente de la moda, etc. Diseño, Calidad y Precio es PERFECTAMENTE RECOMENDABLE.

Un abrazo enorme.

conoce más sobre el trabajo de Marcos Domingo en: www.marcosdomingo.com

Illustration by:
Compartir:
No tienes permiso para registrarte